POR SOFÍA

POR SOFÍA

Verano tardío. El elemento tierra como poder.

El ayurveda me enseño algo, y es que estamos hechos a imagen de la naturaleza y cuando esta cambia nosotros también. Por lo tanto como todo esta en movimiento, estamos constantemente influenciados por las estaciones  y ante una posibilidad de aprender o soltar algo. ¿Poético no?

En estas  2 semanitas antes del Otoño estamos en un tiempo llamado “verano tardío” para la medicina china y tiene algunos aspectos interesantes que les quería contar, porque se que les encanta la integración de la cocina con las demás ciencias.

En este pequeño ínterin entre estaciones pasan muchas cosas interesantes y podemos preparar el terreno para vivir el otoño con más equilibrio mental, emocional y físico.

El fin  en prestarnos atención y equilibrarnos  con lo que tenemos en el entorno observando bien nuestros síntomas físicos que traen mensajes y cocinando con  alimentos de estación que van a darnos lo que necesita nuestro cuerpo para convivir con el entorno.

¿Qué pasa en el verano tardío?

Prevalece la energía del elemento tierra. Si tenemos mucha es probable que tengamos la tendencia a acumularla, y si nos falta nos vendría bien para estar equilibrados. Aprender que simboliza la tierra en el día día nos puede dar  una guía para tomar mejores decisiones.

Los elementos se experimentan por aumento o diminución, son metáforas que se sienten en el cuerpo, en la mente o las emociones.

Seguramente después de leer las características vas a poder saber si tenes la tierra aumentada o disminuida, y eso es lo interesante de todo esto, tratar de estar en armonía con los elementos que nos componen.

La tierra es lo más denso que existe, tiene de pro que es allí donde materializamos lo que queremos.

tierra hermosa

Generalmente la tendencia es a estar en la mente, la tierra trae ese toque de realidad para que podamos unir lo celeste a lo terrenal. Ósea la mente y el cuerpo.

La energía de la tierra  ancla, da estabilidad, ayuda a echar raíces profundas para que lo demás que construyamos no se caiga al primer viento o desilusión. La tierra es bien calma, va lento, pensando lo que dice, no es impulsiva. Le cuesta mucho moverse y cambiar de opinión y esta  bien atada al pasado.

Porque en el pasado para la tierra es donde esta la información para cuidar la vida.

Este aspecto es  importante, porque a la emoción del pasado se le  suma muchísima melancolía, tristeza, apego. Y eso hace que aumente nuestra agua y necesidad de consumir alimentos muy dulces que generen complaciencia además de no poder mirar para adelante por estar en el pasado. ¿Si te suena no?.

En lo positivo da la estabilidad y la construcción además de fuerza física, calma y madurez.

En este periodo de verano tardío es muy buena esta energía porque nos incita a movernos creando estructura. En el otoño va a comenzar el viento. Nos vamos a ir para adentro, ya no va a ser tan fácil movernos físicamente. Y lo más interesante que sucede es que las ideas pueden volverse una hoja volando en el cielo sin ningún tipo de norte. 

En otoño aumenta mucho la energía mental, pensamientos por donde sea. Si tenemos las raíces bien puestas esto puede pasar de una forma más suave.

Bazo y estómago

Para la medicina china este pequeño tiempo también rige el bazo y el estomago.

El bazo lo que hace es distribuir la energía obtenida de los alimentos, los otros órganos dependen de el para vivir. “las cinco vísceras desean el alimento de vida que les da el bazo”.

El bazo gobierna la voluntad, la memoria y la capacidad de formar opiniones y si funciona mal puede producirse una perdida de la fuerza de voluntad y una tendencia a  sentirte tonto.

El bazo tiene la cualidad de que nos puede hacer sentir muy saludables o muy cansados, no le gusta andar digiriendo comida todo el día, sino que necesita de ciertos alimentos para sentirse sano y prescindir de otros para funcionar correctamente, conectándose con el hígado y llevando la sangre a todas las partes del cuerpo.

El estómago es el receptor de la nutrición y toma la energía de los alimentos para que la distribuya el bazo. La capacidad del estómago es la de digerir o tolerar alimentos y aspectos de la vida: los pensamientos o sentimientos.

El bazo, el estomago y la tierra gobiernan el centro, que nutre las cuatro esquinas de la tierra y en este periodo de verano tardío necesitan mucho cuidado.

Te dejo algunos consejos de verano tardío que van a traer mucha energía copada para el otoño, para cuidar el buen funcionamiento del bazo y mover la tierra para que no se estanque 😉 .

El cuerpo necesita hacer tierra para que el corazón se exprese sin miedo. La tierra da la seguridad para brotar.

·No sobrecargar el sistema digestivo. Hacer pequeñas pausas. comer despacio, movernos después de comer. Incluir especias para mejorar la digestión como comino, hinojo, fenogreco y jengibre. La infusión de manzanilla y menta esta súper indicada para este tiempo y además es deliciosa. 

·Combinar bien los alimentos para poderlos digerir y ayudar al buen funcionamiento del bazo y estómago. En higienismo lo llamamos trofología. Cocinar nuestros alimentos en casa y siempre incluir alimentos crudos

·Ir a lo simple para ayudar al sistema digestivo. Tomarnos pequeños tiempos de ayuno o consumir alimentos más ligeros o prescindir de aquello que nos hace sentir pesados.

·Optar por una dieta alcalina donde prevalezca una alimentación basada en plantas con frutas, verduras, semillas y algas que son más fáciles de digerir y ayudan con las compulsiones. Está muy bueno incluir jugos de vegetales como apio, perejil. Consumir hojas verdes como diente de león, perejil. Y vegetales como hinojo. Riquísimo!

·Disminuir el consumo de gluten y lácteos, alimentos formadores de mocos, acidificantes que aumentan la energía tierra en el cuerpo y crean toxinas. En los medios ácidos se forman las bacterias y virus que no queremos, mientras màs alcalina sea la alimentación mejor.

·Reemplazar azúcar refinadas por azúcar de calidad. Mascabo, miel, miel de caña, arropes, azúcar de coco.

·Movernos, buscar alguna actividad física que nos guste , la tierra se equilibra en el cuerpo con el movimiento y transpirando. Si te falta tierra esta buenísimo en pensar como tonificar los músculos, y si te sobra a moverse

·Pensar en hacer algún ayuno antes del otoño, como la dieta de uvas o durazno.

·Incorporar algas para el calcio como kelp, sésamo, brócoli, tekka, algas hiziki. leches de frutos secos

y por último confia en lo que la naturaleza da ❤.

Para terminar:

Este es el momento de ajustes de nuestras vidas y marca el cambio de expresión del exterior a ir hacia dentro.

Y se representa con la tierra que es el centro estable donde se construyen las ideas, el puente entre el cielo y la tierra. Anclarse a la tierra cuidando el bazo, el estomago y cocinando. Momento ideal para explorar la cocina basada en plantas, incluir todos los alimentos que nos aportan vitalidad y además nos generan ganas de seguir aprendiendo de este camino que tan nutricio es.

Dejémonos ir, agarrándonos bien fuertes a la tierra.

Espero que esta info te haya sido útil y si queres aprender a cocinar te espero en los cursos online, en las asesorías y en las clases de ayurveda.

Cocinamos para integrar cuerpo, corazón y entusiasmo. 

Con amor Sofía.

Una respuesta

  1. ¡Qué interesante, Sofi! Muy claro y bien explicado, y se nota que está escrito con mucho amor. Allá voy, a buscar mi conexión con la tierra. Un abrazo y gracias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en

“Las plantas curan por sumatoria de virtudes”. Todo este trabajo está hecho con mucho amor, labor y dedicación. Que lo disfrutes, es para sumar al cambio planetario. Sofía

Copyright © Cocinar es Divertido. Todos los derechos reservados.

Sitio web creado con ❤ por kodama.com.ar